07/04/2011 La crisis eleva en un 56% las quejas atendidas por el Defensor del Pueblo en 2010

Según el Informe Anual 2010, la oficina del Defensor del Pueblo, que dirige María Luisa Cava de Llano, atendió el año pasado 34.674 expedientes, frente a los 22.287 gestionados en 2009. Esto supone un incremento del 55,58%, que responde principalmente al crecimiento registrado por las quejas colectivas, que pasaron de 3.626 en 2009, a 17.449 en 2010. Las quejas individuales, por su parte, se elevaron a 16.759.

También experimentaron una fuerte subida las investigaciones de oficio, que alcanzaron los 466 expedientes, frente a los 269 del ejercicio precedente. Ello se debe a la puesta en marcha del Mecanismo Nacional de Prevención (MNP), cuya principal función es realizar visitas de supervisión preventiva a centros de detención y de privación de libertad en todo el territorio nacional y que precisamente por su carácter preventivo y no reactivo sólo pueden tener el carácter de investigaciones de oficio. De esta forma, el MNP inició 211 de estos expedientes, que se suman a las 255 investigaciones de oficio iniciadas ante las diferentes administraciones públicas.

Por distribución geográfica, el mayor número de quejas provino de la Comunidad de Madrid (21,85%), seguida de Andalucía (18,32%), Comunidad Valenciana (14,15%) y Cataluña (10,29%) 448 resoluciones formuladas a la Administración.

En 2010, la Defensoría formuló un total de 448 resoluciones a las distintas administraciones públicas. De ellas, 106 fueron recomendaciones, 197 sugerencias, 140 recordatorios de deberes legales y 5 advertencias.

De estas cuatro clases de resoluciones, las más indicativas de la actitud receptiva mostrada por los responsables administrativos son las recomendaciones y sugerencias, la mayoría de las cuales han sido atendidas en el mismo año 2010, y además de forma positiva, lo que indica que se siguen manteniendo unos niveles altos de entendimiento con las administraciones, que mayoritariamente suelen asumir el parecer mostrado por el Defensor del Pueblo en defensa de los intereses ciudadanos. Así, de las 106 recomendaciones formuladas al Estado (51), las comunidades autónomas (22) y los ayuntamientos (33), las administraciones públicas sólo rechazaron 16. En el caso de las sugerencias, que promueven algún tipo de rectificación por parte de la Administración con respecto a la situación más particular de uno o varios ciudadanos, 143 de las 197 formuladas en el año habían recibido respuesta de la Administración al finalizar el mismo.

Estos datos arrojan unos porcentajes de aceptación, a 31 de diciembre de 2010, del 77,14% en el caso de las recomendaciones y del 62,24% en el de las sugerencias, sin tener en cuenta las todavía pendientes de contestación.

Por lo que respecta a las recomendaciones pendientes de contestación formuladas en los años 2008 y 2009, a finales del 2010 ya habían sido aceptadas en un 77,78% y un 70,52%, respectivamente.

14/04/09 El préstamo hipotecario y los tipos de interés

El tipo de interés es clave, ya que unido al plazo del préstamo, determina la cuantía total del préstamo y, por tanto la cuota mensual que se va pagar para su amortización durante dicho plazo.

Hay que tener claro que los tipos de interés que nos pueden ofrecer:

Tipo de interés fijo: el interés permanece sin variar durante toda la vida del préstamo hipotecario. Es decir, si suben los tipos no le perjudican; pero si bajan, tampoco se beneficia. En los casos a tipo fijo, el plazo de amortización suele ser menor que en el tipo variable, y está entre los 12-15 años.
Tipo de interés variable: está sometido a la fluctuaciones de los tipos de interés. Por lo general, durante medio o un año, se fija un tipo de interés de inicial, que se revisando en función del comportamiento de los tipos. Para estas revisiones a la base de referencia pactada (generalmente Euribor) se suma un diferencial que puede oscilar entre 0,40 y 1,50 puntos. Esta opción permite beneficiarse de las bajadas de tipos pero también se está expuesto al riesgo de las subidas.